mónica yubero

En la escuela de yoga de Summerhill no sólo se practica yoga, es un ESPACIO DE AUTOCUIDADO, un oasis y un momento de parada en el resto de mi día. Clara, la profesora, no deja de renovar sus clases, abierta a las necesidades y curiosidades de los q vamos a practicar, una de las señas de identidad de Summerhill, la innovación en un ambiente muy familiar.
He perdido la cuenta de los años que llevo viniendo aquí y siguen manteniendo su espíritu joven, abierto, siempre buscando ese hilo de lo que tiene sentido...

JAIME VIÑALS

"Mi experiencia en Shantihill siempre ha sido enriquecedora. Empecé haciendo yoga por casualidad o más bien por curiosidad.  Y hoy en día después de llevar ya unos cuantos años practicando yoga y meditación sólo puedo decir que me considero "yoga-adicto" Aparte de la mejora a nivel físico - las lumbalgias y ciáticas que tenía antes de hacer yoga han desaparecido casi por completo - , tengo que decir que me encuentro mucho mejor a nivel a mental y espiritual, y sobretodo que el yoga me ayuda a aceptar las circunstancias y problemas de la vida y que estoy más en paz conmigo mismo y con el resto de seres de este universo.

​Las clases de Clara son amenas,divertidas y  profundas, en cada sesión de yoga se aprende algo nuevo. Gracias Clara por tus enseñanzas"

maría provencio

En primer lugar, recomiendo entre mis conocidos, muy sinceramente, la práctica de tus clases de yoga. Les cuento que yo siempre he sido una persona que ha practicado deportes más "activos" como correr, bici o escalar, y era un poco reacia a practicar actividades como el yoga. Me parecía demasiado místico y estático para mi, ya que creía necesitar más movimiento. Fue al quedarme embarazada que tuve que dejar de practicar los otros deportes y decidí dar una oportunidad al yoga, a través de ti. El embarazo me ayudó a serenarme y el yoga me ayudó a centrar mi mente, a conectar con mi cuerpo, con mi niña. Aprendí a escuchar mi cuerpo a otro nivel, en silencio, concentrándome en mi interior, en mi respiración. Cuando nació mi hija tenía clara una cosa, quería volver a sentir las sensaciones que tuve con el yoga. Por eso me apunté de nuevo a tus clases. El resultado es altamente gratificante cada día de clase, sin excepción. Es difícil de describir, pero siento que controlo mucho más mi cuerpo, mis límites son diferentes, mi abdomen se ha hecho muy fuerte, y soy más flexible. Y sé que es gracias al yoga. 

 

Gracias Ruth.

CYNTHIA HERNÁNDEZ

La práctica de Yoga ha cambiado mi vida en el mejor de los sentidos. Estoy eternamente agradecida a Clara por su gran profesionalidad, humanidad, entrega y despertar en mi la llama. 

ISABEL VIEIRA

Yo ha había hecho Yoga antes de probarlo contigo pero en gimnasios y centros de ese estilo... nada que ver con el que tú das.. 

 

Quería hacer Yoga para corregir la postura, para estirar ya que con la escalada estaba adquiriendomalos hábitos y la verdad es que noté una mejoría rápida en ese sentido (cuando comencé a ir más asiduamente). Pero no fue eso por eso por lo que me enganché, sino por la PAZ que siento durante y después de las clases.

 

Siento como fluye la energía, como se desatascan mis bloqueos, como mejora mi humor, mi estado de ánimo, resumiendo es la mejor terapia para cualquier tipo de problema, es una forma de encontrarme a mi misma....

 

Después de la clase salgo nueva, relajada tanto física como psíquicamente....

 

Uy estoy escribiendo y ya me entra mono, jejejeje 

LUISA MORCUENDE

Con el trabajo corporal y la estudiada progresión durante las sesiones he conseguido estirar y reforzar musculatura, aprender a respirar y liberarme de las tensiones acumuladas.Ir a las clases de yoga de Ruth es hacer un maravilloso viaje a través del cuerpo, la mente y el espíritu.Gracias Ruth 

Daniel álvarez

Alguna vez has tenido un cabo de anclaje en el arnés por meses...
q nunca deshaces porque total es algo q siempre se necesita q esté ahí …

 

cuando un dia intentas deshacer ese nudo... está como una piedra... literal...

así estaba / me sentia ... solo a base de trabajo, trabajo consciente se deshace ... se va deshaciendo ...
trabajo consciente y un guía que posea las tres cualidades básicas... fuerza, sabiduria y bondad...

ya no uso cabo de anclaje …

Namasté

marta gonzález

La práctica de Yoga me centra y equilibra, fortalece mi cuerpo y a la vez me relaja.

paul y marjolin

Después de muchos años de hatha yoga nos incorporamos en las clases de ashtanga yoga de Ruth de la Mano. Al principio fue muy duro y pensamos que nunca conseguiríamos el nivel necesario. 

Pero poco a poco estamos cogiendo más flexibilidad, mejor postura, respiración y relajación. Ruth es muy buena profesora que presta mucha atención a la manera de hacer las posturas y a la respiración. Además, los grupos son pequeños y las clases muy diversas y divertidas. Después de cada sesión te sientas más enérgico pero también muy relajado, entonces, como nuevo!

maite gc

Con las sesiones he conseguido respirar ¡y ser consciente de ello! 

Elimina tensiones físicas y sobre todo mentales. Y lo he notado también en clases de danza ¡ahora sí que bailo bien estirada! 

beatriz gc

El yoga con Ruth es más que yoga. Es aprender, es curiosidad, querer saber más, es relajación y buen rollo, son risas y sonrisas... Es una hora de desconexión y felicidad para el cuerpo y la mente.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • locationiconwhite SQUARE

 Shantihill Escuela de Yoga

Calle Narros del Castillo 57, 2ºB Colmenar Viejo - 28770 Madrid

  • tlf white SQUARE
  • Envelope-icon SQUARE